DRAGON BALL SUPER CAP.131-FINAL (ADIÓS, GOKU) REVIEW

Hemos llegado al momento que todo fan que de principio a fin siguió Dragon Ball Super, semana a semana y todas las noches de sábado, menos quería que llegase. Las aventuras de Goku y sus amigos concluyeron el día de hoy con un digno y épico final en la batalla contra Jiren.

No nos alarguemos más con esta introducción, y hablemos del episodio, de cual hablare con spoilers, así que si no has visto el episodio, te recomiendo vayas corriendo a verlo, para que disfrutes más del review.

Te dejare un link a continuación, para que puedas verlo: Dragon Ball Super 131“.


Review

Tal como concluyo el episodio de la semana pasada, este episodio inicia de lleno con Freezer y No.17 frente a Jiren, que para faltar escasos segundos, aún tienen tiempo de hablar XD.

Y se inicia la pelea, Jiren aun en su estado, tiene un poder lo suficientemente abrumador para poner en aprietos a este inusual par, aunque ahora Freezer es capaz de sostener una pelea mano a mano con Jiren, mientras que No.17 le cubre la espalda.

La combinación de ellos resulta y con el guerrero del universo 11 de rodillas y a punto de ser eliminado por Freezer, las palabras motivacionales que Toppo le daría a su compañero, bastarían para que Jiren su pusiese en pie y tuviera a No.17 y Freezer contra las cuerdas.

Pero no solo él se levantaría, Goku nuevamente llegaría para apoyar a sus compañeros, en los escasos segundos del torneo.

Esto se convierte en una pelea de voluntad pura, donde aún sin fuerzas, Goku y Freezer haciendo un super equipo, encararían a Jiren en un combate que pasara a la historia, por lo épico que es ver al emperador de mal y a su odiado enemigo saiyajin codo a codo por la supervivencia del universo 7.

Toda la pelea concluiría con las últimas energías de Goku en SSJ y Freezer, empleadas para eliminar a Jiren y en el proceso quedar ellos también fuera de la plataforma.

El universo 11 es eliminado, pero no sin que antes las Tropas del Orgullo le agradezcan a su compañero por todo y sobretodo que Goku le diga que espera volver a verlo, algo que sin duda deja a Jiren con una sonrisa al mismo momento que es eliminado junto a su universo.

Es la hora de pedir el deseo y el super Shen Long hace su magnífica aparición. El deseo de No.17 es que todos los universos destruidos regresen a la normalidad, lo que sin duda causa gran sorpresa entre todos los presentes, a lo que No.18 le pregunta si está seguro, sin embargo No.17 respondería con un: “No importa. Salvé muchos universos”

Vemos a todos los universos de vuelta como siempre, con un arrogante Champa desagradecido, Caulifla, Cabba y Kale con mucha motivación por llegar a SSJ3, y Jiren prometiendo que no volverá a perder contra Goku la próxima vez que se encuentren.

Daishinkan asegura que Zen-chan ya esperaba este resultado en el torneo, y que los vencedores no serían egoístas y se compadecerían de los otros universos, pero si pedían un deseo egoísta, Zen-chan solamente eliminaría a todos XD.

La gran sorpresa del episodio resulta ser Freezer, pero no por que quisiera destruir a nuestros héroes, sino porque este sería resucitado como un regalo por parte de Bills, en agradecimiento por su esfuerzo en el torneo.

Goku se despediría de ambos Zen-chan con un choque de puños y nuestros guerreros de regreso en la Tierra, tras una dura pelea.


Escuchamos el tema Limit Break x Survivor del torneo del poder para despedir esta gran saga y a Dragon Ball Super, viendo el festejo de los guerreros, a No.17 logrando su deseo de irse en crucero, brevemente a Goten y Trunks deteniendo a los cazadores de la isla y por supuesto Freezer de vuelta a las andadas con su nuevo ejército.

Finalmente tenemos a Goku y Vegeta peleando, donde lamentablemente descubrimos que Goku no es capaz de usar la Doctrina egoísta por voluntad propia y que fue solo en los momentos cuando estaba acorralada que lograba despertar ese gran poder, es decir que no veremos en mucho tiempo esa transformación que a tantos gusto.

No obstante, eso no desmotiva a los saiyajin, ya que su raza no conoce límites en fuerza, y conseguirán un poder aun mayor, para afrontar las nuevas aventuras que les esperan.


Que les puedo decir, disfruten de grata manera este episodio, pero es inevitable no sentirse triste, pues las noches de Sábado no volverán a ser las mismas por un tiempo. Ya que no hay y ni habrá una vieja confiable que pueda sustituir a Dragon Ball.

Recuerden que este no es un adiós definitivo, sino un hasta pronto y que Goku volverá para impedir que maduremos y gritemos como unos locos cuando luche contra esos nuevos enemigos que lleguen. Lo último que me resta decir es… ¡Gracias Toriyama! y ¡Gracias por tanto Goku!, por hacernos revivir a toda una generación a ese niño que llevamos dentro… una generación que te vio por primera vez a través de un televisor y que siempre te recordara con mucho cariño. ¡Esperaremos tu regreso! ¡Hasta la próxima!

Facebook Comments